Tutorial: instalar plugins en WordPress. Plugins que sí o sí debes de tener instalados

La semana pasada te mostré cómo instalar tu plantilla de WordPress tú mismo y sin complicaciones. Ahora que ya la tienes instalada seguro que se te ha despertado el gusanillo y querrás hacer más cosas por ti mismo. El diseño web es algo hermoso y hace que uno se sienta realizado cuando las cosas empiezan a funcionar de forma correcta, aunque también puede llevarnos al borde de la locura cuando lo que llevamos a cabo no sale al pie de la letra.

Yo lo sé, ya he estado a punto de volverme loca unas cuantas veces por culpa de errores tontos.

Ayudarte a diseñar tu página web o blog de autor se ha convertido en uno de mis objetivos principales en la vida. Quizás creas que estoy exagerando, pero es la pura verdad. Yo también empecé sin tener ni idea de lo que estaba haciendo y pasé noches en vela intentando programar (por aquel entonces todavía) mi primera página web. Luego pasé numerosas noches en vela mientras estudiaba porque nada de lo que hacía para WordPress funcionaba a falta de un mísero punto y coma que me había olvidado. Así que, precisamente porque yo he vivido esto en carne propia, quiero ayudarte a hacer tu vida un poquito más fácil.

Porque nadie nace aprendiendo.

Hoy vamos a ver cómo instalar plugins en WordPress para que tu tema funcione a la perfección y algunos plugins que deberás de tener instalados sí o sí.

Cómo instalar un plugin en WordPress paso a paso

Seguro que has visto por ahí algún plugin que te resultará necesario para tu blog. En este corto tutorial quiero enseñarte como instalarlo. Esta vez el proceso es muchísimo más sencillo que instalar un tema, te lo prometo.

En primer lugar y una vez que hayas en el Backend de tu página, haz clic en “Plugins” del menú a la izquierda.

Una vez en esta página haz clic en “Añadir nuevo” en la parte superior de la página.

En la página que aparece a continuación tienes dos opciones. Puedes subir un plugin tú mismo haciendo clic en “Subir plugin”. Para ello necesitarás un archivo ZIP. A veces esto es útil cuando tu tema contiene plugins extra que no van directamente incluidos en el tema y no son necesarios para que funcione correctamente, pero que el precio los incluye como extras.

La segunda opción es teclear el nombre del plugin o de lo que necesites en el campo “Buscar plugins…” a la derecha de la página. Yo, para este ejemplo, me quiero descargar el plugin Duplicate Page porque duplicar contenido con WordPress no se puede de forma estándar y lo necesito para crear mis páginas.

Para ello ingreso las palabras clave en el buscador y luego presiono enter.

Una vez que WordPress ha pensado por un segundo, me da una selección de plugins que se adecúan a mi búsqueda. Como yo sé directamente cuál es el nombre del plugin por el que ando buscando, me ha aparecido en primer lugar. Ahora solo tienes que hacer clic en “Instalar ahora”. Este proceso puede durar algunos segundos. Una vez instalado solo he de volver a hacer clic en el botón “Activar” que ahora se mostrará en azul, ¡y listo!

Después de activar el plugin WordPress te mandará de vuelta a tu página de plugins, donde se encontrarán todos los que se han descargado y/o activado en tu página. Con estos sencillos pasos ya habrás instalado el plugin que te hacía falta y puede ser usado.

¿Y qué ocurre con los plugins que requiere mi tema?

A veces, cuando instalas un tema de WordPress que has comprado con anterioridad, te aparece un mensaje como el siguiente:

En este caso solo tendrás que hacer clic en “Begin installing plugins. WordPress te llevará directamente a la colección de plugins que le hacen falta a tu tema y te dejará seleccionar los que quieras instalar y activar desde esa misma página. Se verá así como te muestro en la siguiente imagen.

Una vez que hayas hecho esto, también habrás instalado los plugins que tu tema requiere para funcionar de forma correcta.

7 plugins que debes tener instalados sí o sí

Algunos plugins que deberías de tener instalados junto a tu tema de WordPress y que son casi imprescindibles.

  • Contact Form 7. Es el plugin por excelencia a la hora de crear formularios de contacto para tu página web.
  • Elementor. En caso de que tu tema no posea un compositor de páginas esta es la mejor opción y además funciona genial en su versión gratuita. Podrás construir páginas atractivas visualmente en cuestión de minutos.
  • Resize Image After Upload. Google sanciona las páginas que son muy lentas y necesitan más de 3 segundos de media para cargar. Por eso este plugin deberás de tenerlo sí o sí. Se encarga de reducir el tamaño de las fotos que subas sin alterar la calidad de los mismos. Menos trabajo para ti, más potencial para tu página.
  • Google Analytics Dashboard for WP (GADWP). En caso de que hayas creado la cuenta para Analytics para tu página o blog y esté todo funcionando, este plugin te mostrará los datos más importantes en el mismo escritorio del backend de tu página.
  • Google XML Sitemaps. Toda web o blog necesita tener un mapa del sitio para que Google pueda encontrar las páginas y puedas aparecer en los motores de búsqueda. Este plugin lo crea de forma opmizada casi automáticamente.
  • MailChimp para WordPress. MailChimp es EL servicio de Newsletter por excelencia y este plugin te ayuda a mantener el control y crear formularios de forma rápida y sencilla para tu sitio.
  • Really Simple SSL. En caso de que tu servidor incluya un certificado SSL de forma directa y sin tener que pagar extra al mes, este plugin es la mejor solución para que tu sitio pase de “http://” a “https://” de forma automática.

Ahora que ya tienes tus plugins instalados y una pequeña selección de plugins que (casi) toda página necesita, ya puedes ir calentando motores para hacer la primera publicación de tu blog. Recuerda que antes de ponerte a escribir a lo loco necesitas saber cómo vas a hacerlo, a quién pretendes dirigirte y qué quieres ofrecerles.

Si te ha interesado este artículo, no dudes en pasar por plugins gratuitos que te ayudarán con tu blog en el que te explico un poco mejor de qué tratan algunos de los plugins que te he mencionado arriba. También puedes leer sobre elegir la plantilla adecuada o sobre la guerra del siglo entre Blogger y WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *