Diseña merchandising para tu libro: marcapáginas

¿Qué puedo regalarle a mi lector? Esa es una pregunta recurrente, ¿cierto? Cada libro es un mundo y cada autor es diferente. Por eso mismo las opciones que tienes son abundantes. El merchandising más común que se regala entre lectores o de autor a lector es el marcapáginas.

Hoy no te traigo un tutorial sobre cómo hacerlos paso a paso. Hoy te voy a dar algunos consejos sobre cómo hacerlos y cosas que NO debes hacer bajo ningún concepto.

¿Por qué el marcapáginas como regalo para tu lector?

La respuesta a esta pregunta puede ser muy fácil, ¿no? Pues porque lee, me dirás. Correcto. Tu lector, lee y, además, lee tu libro. Pero el marcapáginas puede ser mucho más que un punto de lectura. Es aquel objeto que de forma desinteresada te recuerda la página en la que detuviste tu lectura la última vez. Es un método de publicidad tradicional. Funciona como un flyer o una tarjeta de visita en otro formato.

Pero un marcapáginas no tiene por qué ser igual que la portada de tu libro. No intentes adaptar la portada a un formato que no es proporcional. No cometas aberraciones.

Un marcapáginas es un llamado de atención para otros lectores. Lectores que pueden interesarse por tu libro a raíz de haberlo visto en el autobús, por ejemplo. Como autor autopublicado siempre puedes ofrecerlo de forma gratuita a librerías que apoyen a los autores independientes para regalarlos.

Ahora, déjame que te hable sobre algunos detalles a tener en cuenta al diseñar los marcapáginas para tu libro.

Las medidas

Existen varias medidas de marcapáginas y algunas son más adecuadas que otras. A veces, también depende de dónde quieras mandarlos a imprimir. Y, por supuesto, también depende de tus gustos personales.

Para mi gusto, la mejor medida para los marcapáginas es la de 5,2 cm x 14,8 cm. Son alargados como para que sobresalgan del libro que lees y anchos como para poder integrar toda la información necesaria. Y que además, sea legible.

Información a integrar

Como te comenté más arriba, el marcapáginas te servirá a su vez como una tarjeta de visita. ¿Y qué es lo que hace una tarjeta de visita lo que es? Sus datos de contacto, por supuesto. No te estoy insinuando que uses tu dirección postal al completo o el número de teléfono de tu piso, no te preocupes. Pero recuerda que has de ser humano y mostrar que tus lectores pueden contactar contigo en cualquier momento.

Todos los elementos de la portada de tu libro son muy importantes. Integra el nombre del mismo e intenta que el diseño se acerque lo máximo posible al diseño de las cubiertas. De esta forma estarás creando un marcapáginas con un valor de reconocimiento alto. Este valor de reconocimiento ayudará a que tus lectores asocien tus marcapáginas directamente con tu libro.

Ya has colocado el nombre de tu libro y los elementos del fondo de tus cubiertas. Ahora, lo siguiente más importante es tu información de contacto. Es importante, sí, pero no abuses de ellos. Integra tu dominio web y las redes sociales en las que más activo estés dependiendo de tu público objetivo. No integres direcciones de correo electrónico ni mucho menos números de teléfono. Si alguno de tus lectores está interesado en ponerse en contacto contigo lo conseguirá a través de esas redes.

Programas con los que diseñar marcapáginas

Si ya tienes algún que otro conocimiento de diseño básico, mi consejo es que diseñes tus marcapáginas con InDesign. En un artículo anterior te hablé de que con Photoshop NO se diseñan portadas. Para cualquier trabajo de diseño editorial debería de usarse InDesign.

Además, también te he hablado en artículos anteriores sobre programas básicos para diseñar tu portada. Si no tienes InDesign a tu disposición o si apenas sabes usarlo, entonces mi recomendación número uno sería utilizar Canva.

Canva sirve para mucho más que para diseñar tus marcapáginas (te la recomendé para diseñar, por ejemplo, la portada de tu eBook). Si tienes una afinidad por el diseño y quieres aprender de forma sencilla, mi consejo es que utilices Canva para practicar. ¡Ya habrá tiempo de lanzarte con Photoshop o InDesign! Con Canva puedes crear también documentos con medidas personalizadas haciendo clic en la parte derecha superior en “Usar dimensiones personalizadas”. Ahí podrás ingresar las dimensiones que desees para tus marcapáginas en píxeles o milímetros y ¡manos a la obra!

Aparte de Canva también podrás diseñar tus marcapáginas con GIMP, programa gratuito a descargar en tu ordenador. El uso es más o menos como Photoshop, aunque en versión simplificada. Podrás crear un documento con tus medidas deseadas y diseñar de forma libre.

Que NO hacer al diseñar tus marcapáginas

Por supuesto, también hay algunos detalles que NO deberás hacer bajo ningún concepto. Hasta aquí te lo he puesto bastante fácil y te he explicado todo lo que puedes hacer y cómo hacerlo. Pues siento mucho decirte que deberás de obviar algunos errores muy comunes para que tus marcapáginas queden como si hubiesen sido diseñados por un profesional.

Hay un error muy común que hace que me den mareos cada vez que lo veo y no solamente se aplica en marcapáginas (¡Así que presta atención! Te prometo que una vez que sepas de este error no podrás volver a ignorarlo). Lo he visto en tarjetas de visitas, prospectos, anuncios y en portadas de libros. Y da igual cuántas veces lo vea, cada vez me resulta más desagradable. No quiero que te sientas mal en caso de que lo hayas hecho alguna vez (incluso yo lo hice en mis comienzos, todos nacemos sin saber nada), ya que estás aquí para aprender y mejorar esas habilidades de diseño.

El mayor error a evitar: por favor, no utilices tu portada tal cual, como JPG y la encojas hasta que pase en el formato de marcapáginas. Por favor, por favor, por favor, no lo hagas.

No quiero agobiarte con reglas a la hora de diseñar. Me gustaría hablarte de todo poco a poco, dándote tiempo para que tú mismo vayas creando esa sensibilidad por el diseño y lo bonito. Quiero que te des cuenta de estos errores por tu cuenta. ¿Tienes, como yo, el mal del diseñador y ya te dabas cuenta antes de este error?

Crear un documento Pint-Ready

Si quieres que tus marcapáginas se vean profesionales y no te duele en el bolsillo mandarlos a imprimir, entonces te recomiendo que lo hagas. Por suerte, productos como los marcapáginas (al igual que tarjetas de visita o algunas postales) no cuestan mucho dinero en cantidades decentes. Y, en este caso quiero contarte algunas cositas sobre los documentos print-ready.

Un documento print-ready, como bien dice su nombre, está preparado para la impresión. ¿Cómo se prepara un documento para la impresión? Dependiendo de la imprenta, claro. Cada una tiene sus especificaciones sobre cómo ha de ser este documento. Por norma general el documento ha de tener 3mm extra a cada lado llamado el sangrado y, en algunos casos deberá de poseer las llamadas marcas de recorte. Antes de crear este documento, fíjate en las especificaciones de la imprenta donde mandarás a imprimir tus marcapáginas para evitar tener que cargar tu documento más de una vez o para que el producto final difiera de como debería de haber quedado.

Recuerda que los documentos para ser impresos deben de tener colores CMYK (cyan, magenta, yellow y black) que son los que posee una impresora y con los que se mezclan todos los demás colores. En caso de que hayas creado tus marcapáginas con colores RGB (red, green y blue) estos serán muy diferentes de como se veían en tu documento.

Además, y como último consejo, recuerda que la tipografía que uses deben de quedar lo suficientemente lejos del borde del documento, dejando a cada lado la denominada banda de seguridad (a ser posible 3mm del borde FINAL del producto).

Conclusiones e imprentas online donde mandar tus marcapáginas a imprimir

¿Estás ya listo para diseñar tus propios marcapáginas? Por esta semana ya te he dejado mucha información que debes interiorizar. Te ofrezco, una vez que tengas el diseño de los marcapáginas de tu libro listo, que compartas conmigo a través de cualquier red social o por correo electrónico el resultado final. Estaré encantada de darte mi más sincera opinión. E incluso lo estaré de compartir a través de mis redes tus avances en el mundo del diseño.

Ahora, hablemos una vez más de imprentas. Por mi parte y a excepción de algún proyecto puntual, suelo mandar a imprimir todos mis diseños a imprentas online. Es mucho más cómodo y sencillo y la atención al cliente suele ser fantástica. Además de la buena relación calidad-precio. Por eso, para concluir me gustaría compartir contigo dos imprentas online donde mandar a imprimir tus proyectos.

2 imprentas online donde imprimir tus marcapáginas

  • HelloPrint tiene marcapáginas de tamaño 55x173mm. Pueden ser impresos por una o dos caras. A partir de 50 ejemplares por 16,03€ (con IVA).
  • Flyeralarm posee el producto marcapáginas en formato DIN A7 largo (52x148mm). Impreso a dos caras. Pueden pedirse a partir de 100 ejemplares por 34,06€ (con IVA).

Si este artículo te ha resultado interesante y quieres seguir aprendiendo sobre diseño editorial puedes leer mi artículo sobre el uso de la tipografía en la portada o sobre cómo hacer una portada más atractiva. Y si quieres ir haciéndote a la idea de cómo maquetar el interior de tu libro, entonces no dudes en leer sobre qué tan importante es el interior de tu libro o qué es una buena maquetación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *