Cómo hacer una portada más atractiva

Qué pesadez sobre esto de las portadasQue yo soy escritor, me dirás, no tengo que preocuparme por estas cosas, pensarás. Pues nada de eso. El escritor de hoy en día (o el escritor emprendedor como también se lo conoce) no solamente es el responsable de escribir un libro. Da igual si estás pensando en probar suerte con alguna editorial y si consigues ser publicado por ellos o si pretendes autopublicar. La lista de tareas pendientes de un escritor o lo que ha de ser llevado a cabo de forma regular es impresionante. Tú, como escritor, hoy en día no solo escribes lo que quieres que los demás lean. Además de eso, te ocupas de tu blog, de todas tus redes sociales (y nada de subir una foto al año, te hablo de ser consecuente en todas ellas), de ser tu relaciones públicas, de la publicidad de tus obras y de cien cosas más. Y todo ello sin tener en cuenta tu vida privada, que seguro que la tienes.  Hoy quiero hacerte la vida un poquito más fácil y darte un par de trucos para que la portada y/o cubiertas de tu próximo libro sean más atractivas. Porque, al fin y al cabo, lo que tú quieres es vender tus libros, ¿verdad? Pues vamos, lancémonos directamente al asunto.   

Pequeño checklist sobre lo que hay que tener en cuenta 

Primero te voy a dar una lista con algunos aspectos que son necesarios para que tu portada sea más atractiva al ojo del lector y más profesional en el diseño. Te voy a dar esta lista así, sin más, en frío y más abajo discutiremos sobre el porqué de cada cosa y le daremos respuesta a algunas preguntas más concretas.  
  • Crea una paleta de colores definida para tu portada y/o cubiertas 
  • Que la imagen cuente una historia por sí misma, algo que tenga que ver con la historia que quieres contarle a los demás 
  • Siempre que sea posible, utiliza personas para tus portadas y/o cubiertas 
  • ¡Atención a la tipografía! 
  • Investiga qué hacen los demás y cómo son sus portadas 
  • Céntrate en tu lector potencial y crea tu portada para que le llame la atención 
  • Ten siempre en cuenta los diferentes formatos y tamaños en los que se presentará la portada de tu libro 
  • ¡No le tengas miedo al espacio en blanco! 
  • Piensa en cómo ha de ser tu portada desde que comienzas a escribir tu historia 
  • ¡Experimenta! Crea al menos 10 diseños que se te hayan ocurrido, ya podrás elegir después. 

La necesidad de tener una portada más atractiva 

Lo sé, no quieras acabar conmigo. Ya hemos hablado de esto un millón de veces, ¿verdad? Entonces, si te has dado cuenta de ello, también te habrás dado cuenta de lo importante que es este tema. Mi meta al escribirte a través de este blog es enseñarte todo lo que pueda sobre diseño centrado especialmente para ti como autor. Por eso seré repetitiva en los temas que sean más importantes. 

Una portada atractiva no solo te ayudará a captar más lectores, como te he comentado en más de una ocasión, sino que te hará quedar como un autor profesional. Un autor con un diseño de libros profesional, se da por hecho que también escribe de forma profesional y que tiene en cuenta todos los detalles de su propio libro, al que quiere con locura y trata como a su bebé. ¿Sabes a dónde pretendo llegar? Un autor profesional no decepciona a sus lectores, por tanto, crea rápidamente una muy buena reputación, lo que, con el tiempo, se transforma en ganancias. Y, oye, quién sabe, a lo mejor algún día consigues vivir de ello sin tener que dedicarte a cualquier otra cosa o pluriemplearte. 

Así que aprendamos esta lección como lo hacíamos antiguamente en el instituto: una portada de aspecto profesional se traduce en un autor profesional, con textos profesionales y correctos, lo que significa mayor reputación (buena) y desemboca en más ventas. Parece un buen plan, ¿verdad? 

 

¿Que no tienes ni idea de diseño, crees que eres malo para ello o simplemente ni te interesa ocuparte de todo esto tú mismo? ¡He aquí la solución! 

Contrata-a-un-profesional. 

Tal cual. Contrátalo. Confía en un profesional para la creación de tu portada. Por supuesto no quiero que te arruines con la publicación de tu libro, pero si no tienes ni idea de diseño, todavía no se te da del todo bien o simplemente no te consideras capaz de representar bien tu historia a través de la portada, entonces no dudes en ponerte en contacto con un profesional. Él o ella podrá ayudarte como ningún otro, eso te lo aseguro.  

Yo quiero ayudarte a que aprendas lo necesario sobre diseño para que, incluso si no quieres hacer tus cosas tú mismo, al menos sepas diferenciar entre los diseños profesionales y los no profesionales. Si no quieres ocuparte de tu diseño, ponte en contacto con un diseñador y/o ilustrador lo antes posible y no dudes en explicarle todas las ideas que tienes para tu portada. Él o ella sabrá plasmarlas en la pantalla y el resultado será muy diferente al realizado por un principiante o alguien que no tiene ni idea del área. 

¿Por qué no es buena idea que lo hagas tú mismo si todavía no tienes conocimientos básicos de diseño? Es muy sencillo. En este caso, es mucho más fácil cometer errores que pueden asustar a nuestros lectores y alejarlos, incluso aunque a nosotros nos parezca la portada más hermosa del mundo. Si la portada de tu libro no llama la atención, en muchas ocasiones da igual lo cuidado y profesional que sea el interior del libro y el texto en sí, lo más probable es que a raíz de ello perdamos lectores potenciales. 

 

Mi consejo, una vez más, es que te planifiques un par de horas cada dos semanas donde puedas sentarte con calma frente a tu ordenador y rebuscar por internet cuáles son las portadas de nuevas publicaciones. A través de ver cómo lo hacen otros no solo puede llegarte la inspiración, sino que además irás reconociendo poco a poco qué portadas tienen un acabado más profesional y cuáles lo tienen menos 

Si quieres seguir leyendo sobre el trepidante tema del diseño de cubiertas y portadas, puedes seguir con El uso de la tipografía en la portada o Por qué necesitas una portada bien diseñada. Por otro lado, también puedo recomendarte mi artículo Libros que leí antes y después de autopublicar y cómo me ayudaron. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *