Reseña: Fangirl

Título: Fangirl
Autor: Rainbow Rowell | Editorial: Alfaguara
ISBN: 978-6071134653 | Páginas: 496 páginas

Cath y Wren son gemelas idénticas, y hasta hace poco lo hacían absolutamente todo juntas. Ahora están a la universidad. Wren le ha dejado claro que no piensa compartir habitación con ella. Para Wren es una oportunidad única de empezar de cero y conocer gente. Para Cath no es tan fácil. Es terriblemente tímida. Su único mundo es ser fan de Simon Snow, donde ella se siente a gusto, donde siempre sabe exactamente qué decir y donde puede escribir un romance mucho más intenso que cualquier cosa que haya experimentado en la vida real.

Sin Wren, Cath se siente completamente sola, fuera de su zona de confort. Tiene una compañera de cuarto antipática, siempre acompañada de su atractivo novio, un profesor de escritura que piensa que el fan fiction es el fin del mundo civilizado, un guapo compañero de clase, que sólo quiere hablar de palabras...Y además no puede dejar de preocuparse por su padre, que es amoroso y frágil y nunca ha estado realmente solo.

Ahora Cath tiene que decidir si está dispuesta a abrir su corazón a los nuevos amigos y a las nuevas experiencias, y se está dando cuenta de que hay mucho más que aprender sobre el amor de lo que nunca creyó posible.

Es impresionante la forma en la que Rowell ha sabido tratar a estos personajes, a todos los problemas y conflictos que todos ellos transportan. Elegí esta lectura para mis vacaciones de verano como algo más "ligero" para leer y no me arrepiento de ello. Ligero, lo que se dice ligero no es. Bueno, quizás en mi caso fue más ligero que todo lo que estuve leyendo antes. De cualquier manera, es una lectura rápida si consigues conectar con alguno de los problemas de los protagonistas. Yo conecté con ellos. Con muchos de sus problemas y con más de un personaje al mismo tiempo, ya fuera por mis propios problemas o los de alguien a quien conozco o está cerca. Es fascinante la forma en la que la escritora personifica problemas "comunes" de los que nos da miedo hablar en público en cada uno de estos personajes. Ansiedad, alcoholismo, trastornos obsesivos compulsivos. Al menos, esos fueron los que yo saqué. Seguro que, dependiendo de la profundidad de cada ser, se sacarían unos u otros. Desde mi punto de vista, esta es una lectura recomendada.

Adoré a Cath como escritora, aunque yo siempre hubiera tenido mis problemillas con el género de fanfic. Nunca me ha gustado demasiado. Ya está, lo he dicho. Pero da igual. Olvidé mi desagrado por el género mientras leía estas páginas porque igual me veía reflejada en las frustraciones de Cath como escritora, en sus metas personales, en sus preocupaciones, en sus ganas de abandonar todo para seguir escribiendo. Me vi reflejada en Wren con sus ganas de ser diferente a su hermana gemela (que nos entendamos bien, yo no crecí con hermanos en casa, pero es el deseo de diferenciarse del resto, básicamente, lo que me gustó de este personaje) aunque sus métodos no fueran siempre los mejores. Al padre de ambas, que hace lo imposible por mantener a su pequeño núcleo familiar lo más unido posible. A la madre de las hermanas, de alguna manera cobarde que, desde mi punto de vista, no ansía ni ocuparse ni acercarse a su familia. En Levi, tan comprensivo y sonriente, preocupado por el resto del mundo sin límites. Incluso en Simon Snow porque, no te voy a mentir y tú tampoco deberías, todos hemos estado enamorados de algún personaje literario.

¿Y tú? ¿Ya has leído este libro? ¿Qué te pareció?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *